París: del romance a lo deportivo y nueva sede olímpica

Mientras los ojos del mundo estaban puestos en Tokio, Japón, para vivir la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos, a casi 10 mil kilómetros de distancia se gestó otra ceremonia de bienvenida donde la cosa podría ser diferente, más emotiva. París, Francia, recibió la estafeta para ser la sede de losJuegos Olímpicos en 2024 y realizó un espectáculo durante a la par de la acción en Tokio.

Ya situados en Europa, miles de personas –donde se incluyó a medallistas que han regresado de Tokio– se reunieron cerca de la Torre Eiffel para dar la bienvenida a la entrega de la bandera olímpica y asumir como sede de unos juegos diferentes en donde cabe la posibilidad de que el público vuelva a llenar de vida los diferentes recintos en caso de que la pandemia por Covid-19 lo permita o simplemente pueda declarase erradicada.

Un sobrevuelo de aviones de la Patrulla de Francia despojó humo azul, blanco y rojo sobre el cielo parisino para pintar de los colores de la bandera francesa. Más tarde, el presidente de esa nación, Emmanuel Macron, fue filmado en el último piso de la Torre Eiffel con el lema olímpico “más alto, más rápido, más fuerte”, a lo que añadió la palabra “juntos”.

Los organizadores habían planeado desplegar una bandera del tamaño de un campo de futbol con el emblema de París 2024 desde lo alto de la torre, aunque finalmente optaron por no hacerlo debido al clima ventoso y en su lugar montaron este diseño con ayuda de las herramientas tecnológicas.

Este evento que da inicio al próximo ciclo olímpico rumbo a la siguiente justa veraniega tuvo lugar durante la ceremonia de clausura de los Juegos de Tokio, luego de que la bandera olímpica fuera entregada formalmente a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, a lo que le siguió un concierto del artista francés Woodkid al pie de la Torre Eiffel.

Fuente: E- Consulta