El mundo, en «código rojo» por cambio climático: ONU

Si se mantiene el actual ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero, la temperatura global aumentará 2,7 grados a finales de siglo con respecto a la media de la era preindustrial, advierte hoy un nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático . Un aumento lejos del objetivo de menos de dos grados fijado por el Acuerdo de París, que recomendaba limitar esa subida a 1,5 grados centígrados, y que conllevará mayores eventos climáticos extremos, como sequías, inundaciones y olas de calor.

Mantener la actual situación, en la que la temperatura global es como media 1,1 grados más alta que en el periodo preindustrial (1850-1900), no sería suficiente: los científicos prevén que con ello se alcanzaría un alza de 1,5 grados en 2040, de dos grados en 2060 y de 2,7 en 2100.

En el escenario más pesimista, donde las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero se doblaran a mediados de siglo, el aumento podía alcanzar niveles catastróficos de alrededor de cuatro grados en 2100, alerta el informe. Cada grado de aumento podría suponer un 7% más de precipitaciones en el mundo, por lo que podría conllevar un aumento de tormentas, inundaciones y otros desastres naturales. Las olas de calor extremo, que en época preindustrial ocurrían aproximadamente una vez por década y actualmente ocurren 2,3 veces, podrían multiplicarse hasta 9,4 veces por década. «El Informe del Grupo de Trabajo 1 del IPCC de hoy es un código rojo para la humanidad», alertó el secretario general de la ONU, António Guterres.

El estudio, elaborado por 234 autores de 66 países, reconoce que la reducción de emisiones no tendría efectos discernibles en la temperatura global hasta pasadas unas dos décadas, aunque los beneficios en la contaminación atmosférica se notarían antes, en cuestión de pocos años. Su hipótesis más optimista es aquella en la que se alcance la neutralidad de carbono (emisiones netas cero) a mitad de siglo. En ese caso, el aumento de temperatura sería de 1,5 grados en 2040, 1,6 grados en 2060 e incluso bajaría a 1,4 grados a final de siglo

Fuente: José Cárdenas