Compró por internet un kit casero con esperma, se inseminó y tuvo a su bebé

Para algunas mujeres el deseo de ser madre es tanto, que hacen cualquier cosa para realizar su sueño, incluso si no tienen una pareja.

Ese es el caso de Stephenie Taylor, una mujer de origen británico de 33 años, quien decidió ser madre por segunda vez sin la necesidad de una clínica de fertilidad, pues se había separado del padre de su primer hijo, pero tuvo el deseo de concebir a otro bebé.

Resulta que por medio de la app Just Baby que le recomendó una amiga que había encontrado ahí un donante de ADN, Taylor encontró al hombre que la podía ayudar; compró su esperma, por Ebay compró un kit de aplicación y vio varios tutoriales en YouTube para realizar el proceso de inseminación por su cuenta y sin necesidad de una clínica costosa. 

De acuerdo con Taylor, se quedó de ver con el hombre para tomar una taza de té, platicaron, y en menos de 10 minutos ya le había entregado una muestra de esperma para ayudarla.

“Es un hombre de negocios de 43 años, ojos verdes y cabello castaño. Inmediatamente me sentí a gusto con él”, dijo en entrevista con Daily Star. 

Stephenie realizó todo al pie de la letra en la comodidad de su casa y, para su sorpresa, en el primer intento quedó embarazada de una niña que nació el 15 de octubre de 2020.

“Se podría decir que ella es la primera bebé online, ella es un poco como un milagro”, afirmó. 

La pequeña Eden ahora es conocida como la primera “eBaby” o “La bebé 1005 online”  y aunque la familia de la mujer al principio no estuvo de acuerdo con su loca decisión, finalmente aceptaron que sí funcionó y que la bebé fue un lindo milagro.

Taylor aseguró que no descarta la idea de que Eden quiera conocer a su padre cuando sea mayor y en ese caso estaría de acuerdo, pues mantiene el contacto de su donante.

“Soy una madre soltera por elección y no me avergüenzo. Creo que éticamente todas las mujeres deberían tener el derecho a elegir esta alternativa”, dijo.

Fuente: Excélsior