Ahora es la saturación en puertos lo que pone a Reino Unido frente a problemas de escases

Una saturación en el puerto comercial más importante de Reino Unido aumentó la duda este miércoles de que el país pudiera sufrir escaseces durante el período de las fiestas de navidad, incluyendo de alimentos y juguetes.

En semanas recientes ha crecido la preocupación de que la recuperación económica británica está siendo obstaculizada por una serie de escaseces, que se han visto reflejadas en largas colas en estaciones de gasolina y estantes vacíos en los supermercados.

Los problemas son visibles en el puerto de Felixstowe, el mayor puerto comercial del Reino Unido. Una saturación  de contenedores en el puerto, que maneja el 36% de los contenedores de carga en el país, ha sido atribuido a una falta de choferes.

La acumulación de cargamento ha hecho que la compañía naviera Maersk desvíe algunos de sus mayores buques de puertos británicos a otros en Europa, donde usa embarcaciones más pequeñas para llevar la carga a Reino Unido.

«Felixstowe es actualmente uno de los puertos afectados. Los principales factores, además del impacto de la pandemia, detrás de esta situación son la alta demanda de consumo y la falta de camioneros para la distribución en tierra», dijo Maersk en un comunicado.

Aunque otros países del mundo han registrado problemas similares, los de Reino Unido son especialmente graves debido a la escasez de choferes de camiones. Las causas son varias, pero está claro que la combinación de la salida británica de la Unión Europea y la pandemia del coronavirus hicieron que muchos trabajadores del bloque dejaran Reino Unido y regresaran a sus países.

Y es que justo se informó este miércoles que otros dos proveedores de energía británicos dejaron de cotizar, dijo el miércoles el regulador Ofgem, lo que elevó a 11 el número total de empresas que quebraron desde principios de septiembre, ya que las empresas enfrentan precios récord de la energía al por mayor.

Pure Planet, en el que la petrolera BP tiene una participación de aproximadamente un 24% y tiene alrededor de 235,000 clientes, y Colorado Energy, con 15,000 clientes, han salido del mercado.

Muchos proveedores de energía británicos han luchado con los crecientes precios al por mayor del gas y la electricidad, mientras que los precios que pueden cobrar a los clientes están limitados por el regulador Ofgem.

El precio máximo interno de Reino Unido aumentó entre un 12% y un 13% desde el 1 de octubre, pero los precios al por mayor han aumentado significativamente desde agosto pasado.

Sin embargo, y pese a todos los problemas que se viven en el país, el gobierno británico sostiene que la gente debería comprar con normalidad para la Navidad y afirma que no faltarían regalos.

«Estoy seguro de que la gente podrá conseguir sus juguetes para Navidad», dijo a la cadena Sky Oliver Dowden, uno de los presidentes del Partido Conservador.

Dowden dijo que los problemas del puerto se estaban solucionando, y que los de la cadena de suministro a los que se enfrenta la quinta economía del mundo eran globales, como la escasez de camioneros y la congestión portuaria.

Sostuvo que el primer ministro Boris Johnson, que se encuentra de vacaciones en el extranjero, está muy involucrado con los asuntos nacionales e internacionales. «Está muy comprometido con el trabajo».

Fuente: Ana Paula Ordica