Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez ‘sanan sus heridas’

CIUDAD DE MÉXICO

La dupla olímpica de Gabriel Agundez y Alejandra Orozco, acreedora de la presea de bronce en Tokio, trabaja en su rehabilitación después de lesiones que las obligaron a entrar al quirófano.

Orozco progresa en su recuperación después de la cirugía en el hombro a la cual se sometió hace un mes. El martes pasado se le retiró el cabestrillo y ha vuelto a saltar al agua, situación que ha sido muy emocionante para ella. La también medallista en Londres 2012, sabe que no hay tiempo que perder pues el campeonato mundial de la FINA es el próximo mes de mayo y espera comenzar su preparación rumbo a París 2024 lo antes posible. 

Ya me quitaron el cabestrillo y empiezo con rehabilitación de movilidad. Creo que eso me da confianza, fe y motivación para poder llegar a mis cuartos Juegos Olímpicos. No hay tiempo que perder. Voy bien, voy avanzando, ayer fue el primer día que me volví a meter a la alberca y ya tengo ganas de regresar a la plataforma. El próximo año tenemos series mundiales en individual y sincronizados y estamos buscando estar listas. Ya estamos pensando en la siguiente medalla y estamos motivados por ese lado”, mencionó Orozco.

Mientras tanto Gabriela Agundez, compañera de Orozco en la plataforma de 10 metros, continúa en la rehabilitación de una cirugía en la rodilla por un desgarre en el ligamento colateral medial. Orozco y Agundez están clasificadas para la Serie Mundial de clavados tanto en lo individual como en sincronizados y aunque no quieren apresurarse en sus respectivas rehabilitaciones, anhelan poder estar listas para competir el próximo año. 

Esta cirugía fue pensando que quiero ir a París. Terminé muy motivada después de Tokio, siempre he creído que si uno se esfuerza puede obtener resultados y después de Tokio me quedó aún más claro. Llevo mes y medio desde mi operación y voy muy bien, vamos buscando estar lista lo más pronto posible, pero sin apresurar. Lo importante es que quedemos al cien”, externó Agundez, quien debutó en una justa olímpica el pasado verano en Tokio.

Fuente: Excélsior