Traficantes usaron un «clon» de un camión legal en tragedia de migrantes en Texas

LOS ÁNGELES (EFE).- Los traficantes de migrantes de la tragedia de San Antonio (Texas), que ha dejado hasta ahora 50 muertos y 12 hospitalizados, usaron la información de un camión legal para el vehículo en el que transportaron en condiciones infrahumanas y de hacinamiento a decenas de mexicanos y centroamericanos. 

El uso de estos vehículos ya había dejado en julio de 2017 en esa misma ciudad a 10 inmigrantes muertos debido a las temperaturas extremas y a la falta de ventilación a las que fueron sometidos en un camión que fue hallado en un estacionamiento de Walmart. 

En ambos casos las víctimas presentaban asfixia, deshidratación y golpes de calor dentro de los vehículos. 

Los dueños de la empresa de transporte Betancourt Trucking and Harvesting de Texas aseguraron este martes al diario San Antonio Express-News que el camión hallado ayer abandonado con 46 cadáveres tenía el mismo color e identificaciones federal y estatal de uno de sus camiones. 

Sin embargo, señalaron que el suyo estaba estacionado en la empresa. 

«Los informes iniciales indican que esta tragedia fue causada por contrabandistas o traficantes de personas que no tienen en cuenta las vidas que ponen en peligro y explotan para hacer una ganancia», dijo este martes el presidente Joe Biden en un comunicado. 

Subrayó la necesidad de perseguir a «la multimillonaria industria criminal de contrabando que se aprovecha de los migrantes y provoca demasiadas muertes inocentes». 

En febrero del año pasado las autoridades de Texas divulgaron audios de llamadas de emergencia en las que dos personas afirmaban estar atrapados en una «pipa» blanca (camión cisterna) en el área de San Antonio.  

«No vemos nada, estamos dentro de una pipa. Dios, no tenemos oxígeno», dijo la persona que llamó al servicio de emergencia. «Somos como ochenta personas. El camión está parado. Se me hace que (estamos) al lado de la carretera porque se escuchan los carros», agregó en español, mientras se escuchan al mismo tiempo los lamentos y quejidos de otras personas. 

«Nos estamos muriendo», dice en otra llamada otra persona. 

Un día después, y debido al rastreo de las llamadas, las autoridades hallaron un camión cisterna vacío cerca a San Antonio.  

Por la tragedia de ayer, en la que cuatro de las víctimas murieron en los hospitales, han sido arrestadas tres personas, mientras que en el caso de Walmart de 2017 el conductor del camión fue condenado a cadena perpetua. 

La Administración Biden en conjunto con otros países de la región lanzó en febrero pasado una campaña contra el contrabando de inmigrantes, que en los primeros tres meses llevó al arresto de más de 2,400 sospechosos.