Joven queda paralizada tras visita a quiropráctico

La vida como la conocemos puede cambiar rápidamente y eso fue lo que le sucedió a una joven de tan solo 28 años de edad que quedó paralizada por culpa de un quiropráctico que le rompió cuatro arterias durante una sesión para aliviarle un dolor de cuello.

La joven, llamada Caitlin Jensen, acudió a una clínica en Savannah, Georgia, Estados Unidos, para aliviar un dolor que tenía tiempo molestándola, pero tras salir de su consulta comenzó rápidamente a enfermarse por lo que fue llevada de urgencia al Centro Médico de la Universidad Memorial Health.

Tras ser revisada, especialistas informaron a la familia de la joven que se habían diseccionado cuatro arterias de su cuello por lo que sufrió un paro cardíaco, un derrame cerebral y perdió el pulso durante más de 10 minutos. Al ser revivida, los médicos descubrieron que en la joven estaba paralizada por una lesión cerebral traumática.

Respecto a lo sucedido, la familia de Caitlin culpan al quiropráctico y esperan poder sacar a la joven del hospital para comenzar su terapia de rehabilitación lo antes posible.

La madre de la joven, Darlene Jensen dijo que «el cirujano que le salvó la vida y todos los demás médicos que la han mirado, han estado de acuerdo en que esto sucedió como resultado directo de la mala manipulación del cuello».

Joven queda paralizada tras visita a quiropráctico

Por su parte, el hermano de Caitlin, Caleb, asegura que «ella es capaz de abrir los ojos de vez en cuando y en ocasiones aprieta un poco sus manos, pero es todo».

La familia ha lanzado una campaña en GoFundMe para recaudar fondos y ayudar a que la joven pronto deje el hospital.

Fuente Info7