Siguen excavaciones en casa del feminicida de Atizapán; buscan indicios en 3 etapas

ESTADO DE MÉXICO. Las excavaciones continuarán en el domicilio de Andrés Filemón «N», vinculado a proceso por el feminicidio de Reyna, establecido en la colonia Lomas de San Miguel en Atizapán de Zaragoza por tiempo indefinido, además de que se harán por etapas.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) dio a conocer que la excavación para encontrar restos óseos y otros indicios se desarrolla en tres fases; la primera es para hacer trabajos en el área de patio y cocina con tapanco de madera y láminas, donde actualmente se lleva a cabo, y consta de una superficie de 20 metros cuadrados.

En una segunda fase que corresponde a la habitación principal y sótano, un área de dos niveles comunicados por un acceso y una escalera de madera, una superficie de 30 metros cuadrados aproximadamente. Finalmente la tercera será el área de patio y dos baños con una extensión de alrededor de 68 metros cuadrados.

Al respecto la Fiscal Central para delitos de Género de la dependencia, Dilcya Samantha García Espinoza de los Monteros, explicó que si se cumple a cabalidad la metodología diseñada por la Coordinación General de Servicios Periciales para hacer la excavación, será fundamental en el desarrollo de la investigación y la recuperación de todos los indicios.

En los trabajos labora un grupo de unas 25 personas entre policías de investigación, ministerios públicos, especialistas antropólogos y arqueólogos forenses, genetistas, peritos en criminalística, odontología, medicina legal y fotografía, además de Bomberos, policías municipales y personal del municipio.

Andrés Filemón fue vinculado a proceso por un primer feminicidio; sin embargo, en audiencia en los Juzgados de Tlalnepantla, en la declaración leída ante el juez reconoció al menos otros cuatro asesinatos de mujeres que conoció en bares o restaurantes del Valle de México. De todas ellas se encontraron identificaciones y fueron ultimadas con el mismo modus operandi, llevadas a su casa, acuchilladas en el corazón y mutiladas para ser enterradas en la cocina. 

En la vivienda también se encontró una cámara de video y casetes grabados, aunque sólo reconoció haber grabado la mutilación de Reyna, con quien presuntamente sostenía una relación sentimental, y a quien mató tras querer terminar dicha relación el pasado 14 de mayo.

Fuente: Excelsior