Restringir acceso al aborto no lo reduce, lo hace más inseguro: Tedros Adhanom

MUNDO.- El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó hoy, ante el temor de que el derecho al aborto sea revocado en EEUU, que restringir el acceso a esta práctica no reduce su incidencia, sino que «arrastra a mujeres y chicas a procedimientos inseguros».

«Las mujeres siempre deberían tener el derecho a elegir en lo que respecta a sus cuerpos y a su salud», indicó Tedros en su cuenta oficial de Twitter, donde no se refirió directamente a Estados Unidos.

«El acceso a un aborto seguro salva vidas», concluyó el máximo responsable de la OMS, organización que en su cuenta corporativa en la red social también defendió el derecho de las mujeres de todo el mundo a acceder a prácticas abortivas seguras.

Este lunes, 2 de mayo, se filtró un borrador de sentencia del Tribunal Supremo estadounidense que, de salir adelante, supondría en la práctica la eliminación de la protección al aborto, vigente en el país desde 1973, algo que ha causado gran revuelo en el país y desató protestas públicas.

El borrador, publicado por el portal Politico, cuenta con el apoyo de por lo menos cinco magistrados del Supremo -es decir, de la mayoría de los nueve jueces que lo componen- y su autenticidad fue confirmada al día siguiente por el propio tribunal. 

Mayoría de estadounidenses defiende mantener protección del derecho al aborto

La mayoría de los estadounidenses, un 54 %, considera que el Tribunal Supremo debe mantener el fallo que protege el derecho constitucional al aborto. 

Así lo apunta la última gran encuesta publicada en el país sobre este asunto, encargada por el Washington Post y la cadena ABC. 

Los datos del sondeo se recopilaron la semana pasada, días antes de conocerse la filtración de un borrador de una sentencia del Supremo que apunta a que una mayoría de magistrados están a favor de revocar la norma que protege el derecho al aborto. 

El resultado señala que el 54 % de los estadounidenses piensa que la norma, conocida como «Roe contra Wade» y en vigor desde 1973, deben continuar; mientras que el 28 % cree que debe ser revocada. 

«Roe contra Wade» es una sentencia que protege como constitucional el derecho de las mujeres a abortar, impidiendo por tanto a los estados que conforman EEUU prohibir esta práctica. Antes de la sentencia, 30 de los 50 estados del país tenían leyes que prohibían el aborto en cualquier momento de la gestación. 

Preguntados de manera más general si el aborto debería ser legal en la «mayoría de los casos» o «en todos los casos», el 58 % de encuestados consideraron que sí, frente al 37 % que asegura que debería ser ilegal en «la mayoría de los casos» o en «todos los casos». 

Si la cuestión se plantea de acuerdo a circunstancias más específicas, el apoyo al aborto es mucho más amplio. 

En concreto, el 82 % respondió que debería ser legal cuando la salud de la madre está en peligro, el 79 % lo respalda cuando el embarazo ha sido causado por violación o incesto; y el 67 % lo apoya cuando hay evidencia de graves problemas de salud para el feto. 

El respaldo del aborto, no obstante, está muy marcado por las tendencias políticas de los encuestados. 

El 75 % de los demócratas encuestados consideran que el Supremo debería mantener la norma, frente al 53 % de independientes y el 36 % de los republicanos. 

El respaldo al aborto se ha mantenido por encima del 50 % en EEUU en las últimas décadas, con una media del 55 % apoyando su legalidad en todos o la mayoría de los casos en las encuestas nacionales del Post-ABC desde 1995. 

El sondeo se realizó entre el 24 y 28 de abril mediante consulta telefónica a 1.004 estadounidenses y cuenta con un margen de error del 3,5%. 

Con información de EFE