La Estatua de la Libertad: el símbolo de amistad entre Francia y Estados Unidos

La ‘Libertad iluminando el mundo‘, mejor conocida como la Estatua de la Libertad, es uno de los monumentos más conocidos a nivel mundial.

Ubicada en la isla de la Libertad al sur de la isla de Manhattan, en la Ciudad de Nueva York, la estatua fue propuesta en 1865 por el francés Édouard de Laboulaye como un regalo del pueblo de Francia al de Estados Unidos, como una celebración de la relación bilateral y para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia.

Fue el escultor Frédéric-Auguste Bartholdi quien conceptualizó la colosal estructura, que abarcaba mucho simbolismo: su corona representaba la luz con sus púas que evocaban los rayos del Sol; la tablilla, inscrita el 4 de julio de 1776 en números romanos, señalando la independencia americana; para simbolizar el fin de la esclavitud, colocó un grillete roto y cadenas al pie de la estatua.

Foto de The Statue of Liberty—Ellis Island Foundation, Inc

La recaudación de fondos para la colocación de la estatua fue un esfuerzo conjunto entre Francia y Estados Unidos. Los franceses serían los responsables de crear el monumento y ensamblarlo en Estados Unidos, mientras que los estadounidenses financiarían y construirían el pedestal.

En Francia, se utilizaron tarifas públicas, diversas formas de entretenimiento y una lotería para financiar la estructura, mientas que Estados Unidos se valió de eventos teatrales benéficos, exhibiciones de arte y subastas.

Foto de Jim Lehrer Photos/The Statue of Liberty—Ellis Island Foundation, Inc

La construcción del monumento se completó en Francia en julio de 1884. Para su viaje transatlántico, la estatua fue reducida a 350 piezas individuales y empaquetada en 214 cajas.null

El barco llegó al puerto de Nueva York el 17 de junio de 1885. Mientras esperaba la construcción de su pedestal, la estatua permaneció hecha pedazos en lo que entonces se llamaba la isla de Bedloe. El pedestal se completó en abril de 1886 y finalmente, el 28 de octubre de 1886, el presidente Grover Clevelandsupervisó la dedicatoria de la Estatua de la Libertadfrente a miles de espectadores.

Con información de López-Dóriga Digital