Van 22 animales trasladados a Chapultepec desde santuario Black Jaguar-White Tiger

MÉXICO.- De los poco más de 200 animales de fauna protegida que se contabilizaron en el santuario Jaguar Negro -Tigre Blanco, asegurado recientemente por las autoridades, los 22 que están en las condiciones más críticas por maltrato han sido trasladados al zoológico de Chapultepec.

«Ahorita llegan a un área de cuarentena del zoológico, son animales externos que no conocemos y que en principio son los que requerían traslado urgente para atenderlos (…) vienen varios en malas condiciones en cuanto a nutrición con un peso corporal más bajo (…) y algunos, casi todos ellos con lesiones», informó Fernando Gual Sill, director general de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre en la CDMX.

Son 7 leones, un tigre y 14 primates: 6 monos araña y 8 papiones.

«La idea es sacar la mayor cantidad o más bien todos los ejemplares llevarlos a lugares (…) donde puedan atenderlos», señaló Patricio Rodolfo Vilchis Noriega, encargado de la Subprocuraduría Recursos Naturales de la PROFEPA.

Desde que el predio fue asegurado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, el pasado martes, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente autorizó a la Asociación de Zoológicas, Criaderos y Acuarios de México hacerse cargo de los animales y de su acomodo en espacios adecuados en todo el país.

Algunos de ellos serán llevados en los próximos días al Estado de México.

«En el Estado de México tenemos el parque ecológico de Zacango y en El Ocotal donde podemos recepcionar fauna de este tipo (…) desde que el AZCARM nos hizo saber que tenemos esta situación empezamos a hacer espacios», dijo Napoleón Fillat, director general de la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna del Estado de México.

El jueves la AZCARM solicitó a la Fiscalía General de la República autorizar la búsqueda de fosas que, según exempleados del Santuario Jaguar Negro Tigre Blanco, se hicieron en el predio.

Ahí podrían encontrarse animales enterrados que murieron de hambre y sed, y algunos otros que fueron sacrificados de manera clandestina.

«Que ya se desbloquee este tema con la fiscalía para que se investigue lo de las fosas, hay algunas personas que trabajaban aquí que están dispuestas a señalar donde están las fosas», dijo Ernesto Zazueta, director de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México.

Los animales que aún están en el predio del Ajusco han recibido en los días recientes toneladas de alimento de donativos y se encuentran bajo supervisión veterinaria para mejorar su estado de salud.

Con información de N+ / Carlos Guerrero