Caso Debanhi: realizan reconstrucción de hechos en motel


MÉXICO.- Personal de servicios periciales de la Fiscalía de Nuevo León y los padres de la joven Debanhi Escobar estuvieron en las instalaciones del motel Nueva Castilla, en Escobedo, donde se realizó una reconstrucción de lo que pudo ocurrir la noche en que la joven entró al lugar, después de haber salido de una fiesta, a las 4:24 de la madrugada del sábado 9 de abril.

Según las autoridades, lo que se analiza son las circunstancias sobre cómo pudo haber llegado al área de la cisterna donde fue encontrado su cuerpo.

“Sí entró al hotel para que les quede la certeza, en ningún momento se ve que cae”, subrayó Mario Escobar, padre de Debanhi.

Este martes, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y peritos del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales del estado catearon nuevamente el motel Nueva Castilla; en una de las cisternas del patio del lugar, la noche del jueves fue encontrado sin vida el cuerpo de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, tras 13 días de búsqueda.

“Se investigará en interior y exterior, posteriormente se dará una versión oficial que se está haciendo aquí en el lugar”, subrayó Gilberto Marroquín Tellez, agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada en Feminicidios.

Tomaron fotografías, midieron distancias y sobrevolaron un dron en tres sitios: el propio motel, donde inspeccionaron habitaciones, zonas de servicio y el área de la alberca; la empresa de transporte de carga Alcosa y la quinta El Diamante, donde se llevó a cabo la fiesta a la que asistió la joven el pasado 8 de abril junto con dos amigas identificadas como Jehieli Sarahi e Ivonne Alejandra; se trata, según las autoridades, de las últimas personas que la vieron antes de su desaparición.

“Es viernes, nosotros ya teníamos al día siguiente el receso escolar. Nos decía es que quiero salir antes de que nos vayamos, quiero divertirme; habían llegado sus dos amigas, bueno ‘amigas’ Ivonne y Sarai, entonces se cambian, se alistan, bajan y decían ‘ya me voy’ y mi esposa le decía no salgas, mijita, quédate aquí y yo le enseñaba las imágenes de las niñas desaparecidas”, apuntó Mario Escobar.

Según las investigaciones, luego de que el taxista tomara la fotografía de Debanhi, la joven caminó sola hacia el sur hasta un camellón de la carretera Nuevo Laredo,  pasó enfrente de la empresa Alcosa, adonde se asoma y continúa caminando. Después habría ingresado a través de una puerta de cristal a un restaurante con forma circular. Lo bordea y se introduce a una sitio donde hay una alberca; por otra puerta vuelve a asomarse y camina de un lado a otro por varios minutos en la zona. El último momento que se tiene visualizado de Debanhi, según las autoridades, es el momento en que ella camina en forma paralela a la barda límite en el mismo sentido en que se encuentran orientadas tres estructuras, entre ellas, la cisterna donde fue encontrada sin vida.

La familia espera los resultados del peritaje externo para cotejarlos con los de la Fiscalía; don Mario sostiene que el comportamiento del taxista, a quien ha acusado públicamente de haber tocado los senos de la joven dentro del automóvil, incidió en lo ocurrido con Debanhi.

“No, no definitivamente fue un accidente, no fue un accidente, no quito el dedo del renglón; el muchacho dice ahí que le pone la mano en un pecho, el fiscal Rodolfo Salinas me dice que no hay agravante porque tiene que haber una denuncia por parte de la afectada, y le digo bueno pues qué quieres, encuentra a mi hija y yo voy y le pongo la denuncia, a lo cual dice el fiscal que ese no es acoso sexual”, expuso Mario Escobar, padre de Debanhi.

Con información de Itzel Cruz Alanís y Televisa Monterrey