Nieta de Cantinflas podría ir a prisión por internar en clínica de rehabilitación a su mamá

Marisa Moreno nieta de Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes ‘Cantinflas’podría ir a prisión por recluir a su madre, Sandra Bernat en un centro de rehabilitación.

Durante una entrevista en Ventaneando, Sandra Bernat, segunda esposa del único hijo de ‘Cantinflas’ reveló los maltratos que sufrió en la ‘granja de desintoxicación’ en Hidalgo.

Según el testimonio, la nieta de Cantinflas obligó a Sandra a ingresar a base de engaños y la llevó al lugar donde permaneció tres meses. Esto al enterarse que cambió su testamento y vendió un departamento que ella quería heredar.

Sandra Bernat en centro de rehabilitación

«Tocaron la puerta unos golpes y vi por el agujerito y era Marisa y le abro y se meten unas gentes, me someten y me suben a una camioneta y me llevan a Hidalgo”, comentó Sandra.

Al parecer primero la llevaron a un centro de rehabilitación y salud mental  y posteriormente la canalizaron a un anexo donde la golpeaban y bañaban con agua fría.

«No le importó nada (a Marisa), no me preguntó absolutamente nada, lo único que me dijo fue, ‘pues a mí me trataron de violar cuando estuve en el hospital psiquiátrico’”, señaló.

Sandra Bernat  contó que su hija fue diagnosticada con trastorno límite de personalidad por lo que fue internada en una clínica de rehabilitación y la joven reveló que intentaron abusar de ella.

Aceptó que ha padecido alcoholismo pero aseguró que ese no fue el motivo por el que su hija la internó en rehabilitación.

«Yo llegó un momento en el que dije ya me quiero morir, porque había órdenes de Marisa de que no podía pasar nadie», expresó.

Bernat indicó que su hija la encerró porque cambió su testamento y le dejó todo a Gabriel, su hijo quien tiene tiene una especie de ‘retraso emocional’. Pero aclaró que el dinero si estaba a nombre de ambos.

«Se lo dije a Marisa, pero enloqueció de furia, le dije Marisa si vas a salir adelante y Gabriel hay que protegerlo, y es por eso que yo decidí dejarle todo a Gabriel», expresó.

Agregó que su hija también vendió su coche y ropa para pagar el lugar donde la internó.

Sandra Bernat indicó que un abogado le dijo que podía demandarla por secuestro y podría ir a la cárcel.

Regeneración