Guillermo y Harry develan estatua de la princesa Diana

Los príncipes Guillermo y Enrique develaron una estatua de su madre, la princesa Diana, en el que habría sido su 60 cumpleaños el jueves en una pequeña y breve ceremonia en el Palacio de Kensington en Londres.

La familia de Diana se unió a los dos hermanos para la ceremonia en el Jardín Hundido del palacio, un lugar en el que la princesa una vez encontró consuelo. Fue la primera vez que los hermanos aparecieron juntos en público desde el funeral de su abuelo, el príncipe Felipe.

La estatua de bronce, que representa 1,25 veces el tamaño natural, muestra a Diana rodeada de tres niños para simbolizar la “universalidad y el impacto generacional del trabajo de la princesa”, indicó el Palacio de Kensington en un comunicado.

Los hermanos, emitieron una declaración conjunta en la que describieron la fortaleza y el carácter de su madre como “cualidades que la convirtieron en una fuerza para el bien en todo el mundo”.

“Todos los días, deseamos que ella todavía estuviera con nosotros, y nuestra esperanza es que esta estatua sea vista para siempre como un símbolo de su vida y su legado”, dijeron los príncipes.

Los hijos de Diana encargaron conjuntamente la obra en 2017 –el 20 aniversario de su muerte– ya que querían reconocer el impacto de su vida con una estatua permanente.

“Nuestra madre tocó tantas vidas. Esperamos que la estatua ayude a todos los que visiten el Palacio de Kensington a reflexionar sobre su vida y su legado”, dijeron los hijos en un comunicado conjunto en el que anunciaban el proyecto. Esperaban inaugurar la estatua ese mismo año, pero se retrasó.

Fuente: AP