“Muy pronto” habrá detenidos tras batalla campal en Querétaro

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, aseguró que el Gobierno de Querétaro ya tiene la información para realizar las detenciones

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, aseguró que, en las próximas horas, se lograrán detenciones derivado de la batalla campal que se registró en el partido entre Gallos Blancos y Atlas en el Estadio Corregidora de la ciudad de Querétaro.

En conferencia de prensa, el mandatario jalisciense afirmó que el Gobierno de Querétaro, encabezado por Mauricio Kuri, ya tiene la información para comenzar con las detenciones, en donde espera que se actúe con firmeza para hacer justicia en este caso.

Lo que me expresa el gobernador (Kuri) es que ya tienen toda la información, que ya están tras los responsables y que los van a agarrar muy pronto, me hubiera gustado que hubiera detenidos rápido sí, pero lo importante en este momento es que el gobierno de Querétaro pueda actuar con firmeza y que la gente de Jalisco y la gente del Atlas sepa que la información y lo que me informa es que en las próximas horas habrá detenidos”, dijo.

Alfaro Ramírez apuntó que lo ocurrido en el Estadio Corregidora “no fue un pleito normal entre porras (…), lo que ahí se vivió fue algo que se ve diferente

“Es un asunto que tiene que aclararse a través de las investigaciones, y lo que nosotros creemos es que si tiene que ver una investigación que no encuentre salidas fáciles porque lo que vimos sí da la impresión de que puede haber otras cosas detrás y creo que en ese sentido el gobierno de Querétaro y las autoridades correspondientes tienen una gran tarea por delante y por supuesto ayudaremos en todo lo que está en nuestra alcance porque la participación de los dos grupos se tiene que analizar por igual”, puntualizó.

Este sábado, el partido entre los equipos Querétaro y Atlas, campeón vigente en México, durante la novena jornada de Clausura del futbol mexicano, fue suspendido como consecuencia de actos de violencia que terminaron con invasión de la cancha por parte de los aficionados.null

La pelea entre aficiones de ambos equipos, iniciada en las gradas, creció y fue a parar al terreno, provocó que los jugadores se refugiaran en los vestuarios y el árbitro diera por terminado el encuentro, acciones que lamentaron todos los clubes del fútbol profesional en México.

El violento enfrentamiento dejó 26 lesionados, tres de ellos graves, según la información oficial proporcionada por las autoridades queretanas.

Con información de López-Dóriga Digital