Precios del petróleo siguen al alza y tocan niveles no vistos desde julio de 2008

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes con una subida del 1.49% y se situaba en 117.40 dólares ante la posibilidad de que Estados Unidos y sus aliados occidentales impongan sanciones a las importaciones de petróleo y gas natural ruso.

Esta mañana, en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en abril añadían 1.72 dólares por barril respecto al cierre del viernes, que terminó con una subida semanal en torno al 25% debido a la guerra en Ucrania.

Durante la sesión en Europa y Asia, el crudo Brent alcanzó los 139.13 dólares el barril, en tanto que los futuros del West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos llegaron a 130.50 dólares. Los dos contratos de referencia tocaron techos no vistos desde julio de 2008.

Los precios del crudo, el gas natural y la gasolina se han disparado hasta sus niveles más altos en una década tanto en Estados Unidos como en Europa por el temor a una reducción en el suministro derivada del conflicto armado que inició el gobierno ruso en Ucrania, que cumple hoy su día 12.

Los precios mundiales del petróleo se han disparado más del 60% desde principios de 2022, junto con otros productos básicos, lo que genera preocupaciones sobre el crecimiento económico mundial y una estanflación.

Analistas de JP Morgan dijeron que el petróleo podría subir a 185 este año dólares, en tanto que expertos de Mitsubishi UFJ Financial Group Inc (MUFG) estimaron que el crudo podría llegar a 180 dólares y provocar una recesión mundial.

Rusia, uno de los líderes en exportación de crudo y productos petrolíferos del mundo, enfrenta duras sanciones por parte de Estados Unidos, Europa y sus aliados por la invasión a Ucrania y está experimentando dificultades para vender sus combustibles aunque el castigo no se aplique a su sector energético.

Los aliados occidentales estarían contemplando ahora dar un paso más en esa dirección y prohibir de manera coordinada las importaciones de petróleo y gas rusos, según dijo el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en una entrevista con CNN.

Al respecto, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha reivindicado este lunes la importancia de imponer un nuevo paquete de sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania y ha exigido boicotear las importaciones y exportaciones, especialmente de petróleo, procedentes del país.

En un nuevo mensaje a la nación, Zelenski señaló que» si la invasión continúa y Rusia no abandona sus planes contra Ucrania será necesario imponer una nueva batería de sanciones contra la guerra y a favor de la paz», además de «boicotear las exportaciones».

Así, ha manifestado que muchos lo llamarán «embargo», pero también podría llamarse «moralidad». «Se trata de negarse a dar dinero a un terrorista», sostuvo en relación al presidente ruso, Vladimir Putin.

«Si no quieren seguir las reglas del mundo civilizado, no deben recibir bienes y servicios del mundo civilizado. Que la guerra les alimente», añadió.

Ana Paula Ordica