Se desarrolla la tercera ronda de negociaciones entre Ucrania y Rusia

La tercera ronda de negociaciones entre las delegaciones de Ucrania y Rusia comenzaron este lunes en Bielorrusia, que estarán centradas en los corredores humanitarios.

Según la agencia bielorrusa BELTA, el jefe negociador de Rusia, Vladímir Medinski, dijo que está dispuesto a negociar el modo de funcionamiento de los corredores humanitarios para la evacuación de civiles, que de momento no ha podido ser implementada con éxito.

El gobierno ucraniano rechazó hoy como «inaceptable» el plan ruso para evacuar hacia ciudades rusas a la población civil de Kiev, Mariúpol, Járkov y Sumy.

Según la oficina de la ONU para los derechos humanos informó que ha podido confirmar que han muerto 406 civiles en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa a ese país.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) agregó que hasta la medianoche de este domingo se han confirmado otros 801 civiles heridos. La agencia utiliza una metodología estricta y solo reporta muertes que ha logrado confirmar.

Sin embargo, la ACNUDH cree que las cifras reales son considerablemente mayores, «especialmente en territorio controlado por el gobierno y en días recientes».

Los enfrentamientos han retrasado su recepción de información y muchos reportes aún requieren ser corroborados.
Las autoridades ucranianas han presentado cifras mucho más altas.

Por su parte, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) señaló que el número de personas que han huido de la guerra en Ucrania ha aumentado a más de 1.7 millones. Unos 1.03 millones llegaron a Polonia, de acuerdo con la agencia. Unos 180,000 fueron a Hungría y 128,000 a Eslovaquia.

El gobierno ucraniano argumentó este lunes ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que la invasión de Rusia iniciada el pasado 24 de febrero viola una convención internacional contra el genocidio, un argumento con el que espera convencer al alto tribunal de la ONU para que intervenga e intente detener la guerra.

Durante tres horas, la delegación de Ucrania dio argumentos legales a los jueces de la corte con sede en La Haya para que soliciten a Moscú “la suspensión inmediata de las operaciones militares iniciadas el 24 de febrero de 2022”, tanto del Ejército ruso como de “las personas que puedan estar sujetas a su control, dirección o influencia”.

Kiev ha buscado una vía legal poco habitual para llevar el conflicto armado a la CIJ, que juzga litigios entre Estados.

Ucrania asegura que Rusia malinterpreta la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, un tratado de 1948 firmado por ambos países, debido a que Moscú ha justificado la invasión por un presunto genocidio de la población rusoparlante en las provincias ucranianas de Donetsk y Lugansk.

Para que la CIJ intervenga en el conflicto, Ucrania debería demostrar que existe una disputa sobre la interpretación de la convención contra el genocidio y que, por lo tanto, la corte tiene “en principio” jurisdicción para juzgar el caso.

Los abogados de Ucrania citaron al presidente de Rusia, Vladímir Putin, que ha dicho que el propósito de Moscú con la invasión es “proteger a la gente del genocidio” en territorio ucraniano, especialmente en las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, parcialmente controladas por milicias prorrusas.

Sobre la invasión y lo que ocurre en terreno, el asesor de la Presidencia ucraniana, Oleksiy Arestovich, informó este lunes que Rusia no ha registrado avances en «ninguna línea del frente» durante las últimas 24 horas.

En rueda de prensa, Arestovich señaló que durante el último día «el enemigo no ha logrado avanzar en ningún sector», e incluso dijo que por el contrario, las Fuerzas Armadas ucranianas habrían logrado liberar algunas zonas de la región de Járkov previamente ocupadas por el Ejército ruso.

Aunque indicó que los datos deben todavía ser «clarificados», aplaudió la resistencia ofrecida por Ucrania ante los ataques con misiles llevados a cabo contra zonas de Kiev, Járkov, Mariúpol, Sumy, Charnígov y Yitomir, entre otras.

«Las Fuerzas Armadas han logrado liberar Chuguev, (…) junto a la cual se encuentra un importante aeródromo militar», señaló. En este sentido, ha asegurado que el Ejército ucraniano está sacando adelante acciones de contraataque.

En tanto, el gobernador de Mikolaiv, Vitaly Kim, aseguró que el Ejército de Ucrania se ha hecho de nuevo con el control del aeropuerto de la ciudad homónima, en el sur del país.

«Los soldados rusos huyeron a los arbustos, ahora están siendo capturados», ha explicado Kim en un vídeo recogido por la agencia ucraniana de noticias UNIAN.

El gobernador ha explicado que aunque los aviones aún no pueden utilizar la infraestructura para aterrizar o despegar, el aeropuerto es un enclave que Ucrania «necesita».

La presidencia ucraniana también informó que las fuerzas rusas han destruido o dañado más de 1,500 edificios de viviendas, más de 200 escuelas y una treintena de hospitales desde que comenzó la guerra hace doce días.

Además, en el país más de 900 localidades se han quedado sin agua, electricidad y calefacción, de acuerdo con las autoridades ucranianas.

Ana Paula Ordica