Crece el misterio de la joven policía ucraniana capturada en la guerra por Rusia

En medio de la guerra entre Rusia y Ucrania surgen historias trágicas, y otra rodeadas de misterio que todavía buscan una explicación. Así el caso de una joven oficial de policía ucraniana capturada por las fuerzas del presidente ruso Vladimir Putin.

Maryana Chechelyuk, de 22 años, habría estado en el centro de detención de Olenivka, donde decenas de prisioneros de guerra ucranianos (PoW) fueron masacrados la semana pasada, de acuerdo a las versiones.

Apenas dos meses de agente en Ucrania

Apenas dos meses después de haber iniciado el trabajo de sus sueños en Mariupol, Chechelyuk fue retenida por el ejército de Putin, por tratarse de un miembro de las fuerzas del orden de su país.

Justamente nada se supo de a joven desde la masacre en Olenivka, Óblast de Donetsk, en el este de Ucrania, donde cada lado culpa al otro.

Según las cifras que trascendieron y difunden medios británicos, al menos 53 prisioneros de guerra ucranianos murieron y unos 74 resultaron heridos.

La joven oficial había estado en la planta siderúrgica de Azovstal cuando los efectivos ucranianos se rindieron a sus oponentes de Putin.

¿Prisionera de guerra?

El 1° de mayo, cientos de mujeres y niños, entre ellos Maryana y su hermana, fueron sacados de la fábrica a través de un “corredor humanitario”, que funcionó por primera vez desde el inicio de la invasión.

El grupo fue llevado al pueblo de Bezymyannoye, donde los rusos instalaron un “campo de filtración” en una escuela.

Chechelyuk fue detenida y trasladada al Donetsk ocupado, donde la colocaron en un centro de detención preventiva y más tarde pasó al centro penitenciario de Olenivka.

Ambas partes se culpan mutuamente por la masacre en el centro de detención, y Ucrania niega rotundamente las afirmaciones rusas de que golpeó las instalaciones con misiles HIMAR.

Versiones contrapuestas?

En Kiev afirman que Rusia lanzó el ataque para destruir las pruebas de tortura de los reclusos, incluidos aquellos con vínculos con las fuerzas del orden o la seguridad de Estado.

Los ucranianos consideran sospechoso el retraso en la autorización del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para visitar el lugar tras el ataque del viernes, difunde Mirror.

Derechos Humanos?

Olga Romanova, directora del grupo de derechos humanos Russia Behind Bars, explicó: “Maryana Chechelyuk, de Mariupol, fue puesta en un campo de filtración en mayo”.

Y especificó: “Después de eso, primero la enviaron a una celda en un centro de detención en Donetsk, y luego a la colonia penal N° 120 en Olenivka”.

Sin embargo, fue rotunda con el presente: “No se sabe qué le ha pasado ahora”. Y sostiene que que había encontrado “testimonios de personas a las que estaba ayudando hasta que la tomaron (prisionera)”.

Qué dijo el padre de la joven policía

El padre de la joven policía, Vitaly Chechelyuk, se mostró apesadumbrado y lleno de dudas. Afirmó no comprender por qué los rusos habían retenido a su hija.

“Antes de la guerra, ella trabajó en la policía solo dos meses como investigadora”, admitió.

Y mientras se especula que su hermana menor fue separada de ella, el padre se preguntó en medio de un conflicto bélico que parece no tener fin: “¿Por qué fue detenida?”.

Por: Clarín